La figura del Dircom en la Cuarta Revolución Tecnológica

En las publicaciones anteriores nos hemos referido ampliamente en qué consiste esta Cuarta Revolución Tecnológica y las transformaciones que trae consigo. Ahora cabe preguntarnos: ¿Cómo lidiar con esos cambios producidos dentro de las organizaciones? ¿Qué rol asume la gestión de la comunicación en ese contexto?

Según Klaus Schwab, autor del libro “La cuarta revolución industrial” (2016), el 45 % de los empleos en Estados Unidos desaparecerá en cuestión de un par de décadas, una cifra inquietante porque supone la pérdida de casi la mitad de empleos. Quizá este cambio afecte directamente a los países más industrializados, pero nuestro país no es ajeno a este escenario, sino véase el caso de la implementación de un robot vigilante de la empresa Liderman.

Asimismo, David Ritter, CEO de Green Peace Australia/Pacífico en su columna para el diario The Guardian afirma lo siguiente: “ El futuro del empleo estará hecho de trabajos que no existen, en industrias que usan tecnologías nuevas, en condiciones planetarias que ningún ser humano jamás ha experimentado”. 

Sin embargo, no todos los cambios de esta Revolución deben verse de forma negativa. Cabe señalar que si bien algunos empleos van a ser reemplazados, surgirán otros nuevos. Además, muchas empresas usan tecnologías para gestionar su talento humano (inteligencia artificial, big data entre otras) ya que esto marca la diferencia en un mercado tan competitivo, de esa manera pretenden adaptarse en este “darwinismo tecnológico”.

De acuerdo a lo expuesto y las interrogantes planteadas en este contexto altamente dinámico y cambiante que afecta a las organizaciones, las figuras del Dircom se erigen como estrategas vitales dentro de la gestión de estas. Su conocimiento holístico le permite trabajar de manera articulada con las diversas áreas de la organización viendo que el todo y las partes que componen la entidad ayudan a una mejor gestión del negocio. El Dircom asume la tarea de cohesionar la relación entre los miembros de la organización y manejar esta nueva relación entre máquinas y personas. Incluso su función reside en cómo lograr esa adaptación de las tecnologías para reforzar la comunicación en la organización.

Al respecto, Álvaro Bendrell, Digital Manager de Enel Perú y uno de los expositores de esta edición del Endicom, manifiesta que este cambio obliga a los directores o responsables de comunicación a preguntarse cuál es su rol en este contexto de revolución tecnológica y digital.

“Este cambio nos obliga a nosotros (los directivos o responsables de comunicación) a preguntarnos cuál es nuestro rol y, que mucho más que tecnológico, es un cambio cultural. Por ende, nos obliga a nosotros a revisar nuestra manera de trabajar, entender y acercar la tecnología a todos los miembros de la compañías”.

En esa misma línea, señala el potencial que supone la utilización de estas nuevas tecnologías para fortalecer la comunicación en la organización.

“Utilizar el potencial que tenemos para ver cómo estos sistemas de realidad virtual, realidad aumentada el uso de la data y convertirla en información pueden servir para tomar decisiones que mejoren nuestros indicadores de comunicación, nuestras estrategias de comunicación y que sean maneras disruptivas de contarle a la gente las historias que estamos desarrollando desde nuestras organizaciones… Es un cambio de las personas antes que de las tecnologías”.

En consecuencia, en este contexto de la Cuarta Revolución Tecnológica, la figura del Dircom se convierte en una pieza clave dentro de la organización y asume el rol protagonista dentro de estos cambios e innovaciones tecnológicas. 

 Stefany Linares

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *